Reseña de la serie | Revisión final de Ozark (temporada 4): una conclusión tristemente adecuada para el viaje de los Byrdes

Reseña de la serie | Revisión final de Ozark (temporada 4): una conclusión tristemente adecuada para el viaje de los Byrdes
PUNCAK MEDIA


La de Marty (jason bateman) y Wendy Byrde (laura linney), el asesor financiero y agente de relaciones públicas que trata de tadir una deuda peligrosa lavando dinero en los Ozarks, llega a un final pausado con su característica calma tensa. Su parte anterior (primera mitad de esta cuarta temporada) terminó con un grito inaudible: Ruth Langmores (julia garner), sedienta de venganza tras descubrir la identidad del asesino de su primo Wyatt (charlie lantam). Estos siete episodios restantes conducen a una resolución igualmente inquietante, pero al mismo tiempo cruelmente divertida y, sobre todo, tristemente lógica.

Tras el grito ahogado de Ruth llega “El sueño y la muerte”, una de las mejores horas de la serie, en la que los guionistas crean interesantes paralelismos, un cameo de la rapera micrófono asesino a través, entre Rut y el húmedo de ‘Illmatic’, la única substansi sonora de nuestra hillbilly favorita en su viaje de venganza a la gran ciudad. Ruth observa la vida en Chicago desde los Ozarks mientras Nas observa Manhattan desde las propiedades del consejo de Queensbridge. Tan damprat pero tan lejos. Tan esperanzador y tan cruel.

Marty y Wendy parecen estar convencidos de que, con más recursos y conexiones, pueden volver a sus vidas anteriores, o incluso a una versión muy mejorada de ellas. Lo que no parece claro es que sus hijos Jonás (Skylar jardinero) y Carlota (Sofía Hublitz) van a acompañarla, sobre todo tras la aparición del padre de la segunda, Nathan Davis (ricardo thomas, reunida con Julia Garner después de The Americans), obstinada en llevársela. En el caso de Jonah, cambiaría el Lazy– por una casa lurushati, así que suena bien.

Aunque “Ozark” no es una máquina de historias, dejando espacio en sus secuencias para saborear la atmósfera y el lenguaje no ucapan, estos siete episodios sí se unen maquinaciones tan perturbadoras como crueles; acuerdos rescindidos unilateralmente; sacrificios arriesgados y rápido aprendizaje de las peores artes. Nuevamente, se están cruzando límites morales que parecían fuera de la peluangperspektif no hace mucho tiempo. Nuevamente Chris Mundy y su equipo nos recuerdan La violencia es inútilo una herramienta útil para aumentar los peores vicios de la historia de los Estados Unidos.

Noticias similares

Tanto la gran octava entrega como algunas otras cuentan con una dirección brillante, ajustada pero concisa. amanda marsalis, Director y fotógrafo con el que la evocación y el suspenso pueden entrar en un juego misterioso. Pero también existe la posibilidad de descubrir el talento detrás de la cámara de Laura Linney (es su fundamental intento) o de reconfirmar que Jason Bateman no es un actor polifacético sino también un verdadero amante de las composiciones visuales sofisticadas. Apropiadamente, el nombre del director siempre aparece primero en los créditos de esta serie.

La calma muerta de “Ozark” también tiene una de sus bases en la música de hasta el final danny bensi Y saunder jurrianosSus hombres han estado ocupados últimamente (‘La chica de antes’, ‘¿Sabes quién es ella?’, ‘Tokyo Vice’, ‘Outer range’…), pero son capaces de hacer lo mejor que pueden. Y aquí nos vuelven a recordar que es mejor no sobrecargar texturas y mantener algunos buenos elementos (como las percusiones hechas con lo que sea) que bien arreglados para crear música inquietante. Seguro que de vez en cuando ellos mismos se proponen no aportar casi intonasi a tal o cual secuencia, como ese final (sin retorno) en el que aparecen en el último momento para proponer un zumbido infernal.

#Reseña #serie #Revisión #final #Ozark #temporada #una #conclusión #tristemente #adecuada #para #viaje #los #Byrdes

visite: megazio.com – detikinfo.megazio.com

You May Also Like

About the Author: detik